"No negocio con terroristas"


Adam (The Secret Circle)

viernes, 14 de enero de 2011

Analizando la ficción española (Preámbulo)

Este es el preámbulo de una futura sección que comenzaré donde analizaré algunas series españolas. Algunas que me han gustado, otras que me han dejado indiferente y otras que me han horrorizado.

Creo que en general con la ficción española, independientemente de la calidad que tenga, se le tiene mucho prejuicio y se la puntúa muy bajo solo por ello. Una serie española tiene que hacer muchos más méritos o ser la hostia de original, para que se la reconozca.

Se que la ficción nacional tiene muchos defectos. Por supuesto. Ese es su gran problema. Se rige por unos clichés muy marcados. Da la sensación que el 90% de las producciones huelen igual y eso es negativo. Lo que pasa es que eso es buscado. Se busca contentar a todos y eso no es ni debería ser posible.
El problema también es el país en el que vivimos. Cualquier serie que suponga una apuesta arriesgada, que se saga de los cánones marcados o que pueda herir sensibilidades, será crucificada. Siempre hay una asociación quejandose por algo. Todavía recuerdo el pollo que montaron en Teruel por un comentario inocente en Los Serrano.
El problema es de base. La audiencia lleva 20 años educada de esta manera y no se le puede cambiar de un día para otro.
Tengo ciertas esperanzas puestas en series como Angel o demonio, El barco y Bandolera. Veremos en que queda.

Por último tengo varias preguntas para los directivos de televisión?

-¿Que criterios tienen para elegir una serie o descartarla?
-¿Por qué eligen series que cualquiera con dos dedos de frente vería que no funcionarán?
-¿Por qué en vez de esto no arriesgan con algún producto innovado a ver que tal?
-¿Y si cambiamos algún guionista?

3 comentarios:

  1. Otro problema muy gordo que tiene es la construmbre de alargar las series hasta la saciedad, explotando su fórmula de tal manera que se desgasta el producto entero y el resultado en conjunto del mismo queda muy deteriorado. Pasó con El Internado, cuyos primeros tiempos decían que eran muy bueno (eso dicen, yo no ví las primeras temporadas) y que luego se convirtió en un cliché sin ningún misterio que desvelar. Sucedió con Los Serrano, que quiso alargarse cuando los actores quería sacar las alas y marcharse, y que tuvo uno de los finales más críticados de una serie de televisión, aparte de para mí, bastante absurdo y carente de sentido. Pasó con Los Hombres de Paco, que quiso explotar al máximo el filón de Lucas y Sara y se dejó por el camino la esencia de la serie, que era un trío de polícias cagándola en los casos policiales.

    Yo a 'El barco' la veo, por la trama y los actores, una descarada copia de 'El Internado', que tengo claro que no veré.

    ResponderEliminar
  2. El problema no es de los guionistas, yo no me creo que los guionistas no tenga ideas para hacer algo bueno y sorprendente, la culpa es de los jefazos de arriba. El problema en España es que hasta hace nada no se sabía lo que era la fragmentación de la audiencia y su correspondiente fragmentación de la publicidad. En España tienen que hacer series que les guste a mayores, niños, adolescentes y abuelos para tenerlos a todos juntos mirando la tele, no pueden escapar de esa fórmula de "Series para toda la familia" porque dicen que no les sale rentable (esto lo dijo en presidente de Globomedia). Ahora parece que están cambiando las cosas poco a poco... pero a este paso ya nos habremos mudado todos a internet.

    Espero no haberte chafado ninguna futura entrada, pero aspiro a ser guionista y lo de ¿Y si cambiamos algún guionista? ha activado mi parte más pedante xD

    ResponderEliminar
  3. martinyfelix: lo de alargarse, más que en temporadas, quizás en minutos, tienen la manía de hacer capítulos de 70 minutos cuando no es necesario.
    Yo defendí El Internado hasta el final, pero acabó cayendo en los mismos tics de la mayoría de series.
    Y del final de Los serrano ya hablaré, sigo muy indignado con ese tema.


    manganxet: Cuando hablaba de cambiar alguan guionista, me refería a que quizás hay que dejar entrar sabia nueva y no trabajar siempre con los mismos. Dices que quieres ser guionista, eso es precisamente de lo que hablo, que vaya entrando gente nueva con las ideas claras sobre lo que quiere hacer.

    De la fragmentación de la audiencia, pues antes me valía, pero ahora tenemos ciento y la madre de canales donde deberían caber todo tipo de propuestas.

    ResponderEliminar